Vector de https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/verano diseñado por Verano

Tipos y colores de correctores para cualquier imperfección de nuestra piel

   Voy a hablarte de los diferentes tipos y colores de correctores para cualquier imperfección de nuestra piel que puedes encontrarte cuando vayas a una tienda de cosméticos. Por supuesto, los hay para cada tipo de piel.

   Ahora se han puesto muy de moda los correctores de colores; casi todas las marcas nos venden sus paletas con los diferentes colores de correctores. Son muy bonitas estas paletas pero mi pregunta es, ¿son totalmente necesarios?. Yo personalmente utilizo los correctores de colores cuando me levanto después de haber pasado una noche horrible, o cuando me ha salido alguna imperfección (un granito, alguna peca que le ha dado por oscurecerse más de lo normal, ojeras de verdad, etc…). Tienes que saber que no todos los colores que nos presentan las paletas tan bonitas que vemos en las tiendas de cosméticos pueden ser utilizados en todas las pieles. Hay colores que no pueden aplicarse en pieles oscuras y otros que no se pueden aplicar en pieles blancas.

   Veamos primero de las texturas y tipos de correctores, y luego veremos los colores.

Texturas y tipos de correctores

  • Fluido: es el más adecuado para utilizar en la zona de la ojera (vamos, que es el que hemos estado utilizando toda la vida). Generalmente, lo encontramos en formato gloss o en formato lápiz. Este corrector suele ser muy hidratante, y eso evita que se cuarteé o se agriete en la zona de la ojera. Dependiendo del color, también puedes utilizarlo como iluminador (luego te hablo de eso).

  • Compacto: tiene una cobertura alta ya que es un producto muy denso. Este tipo de corrector no suele traer aplicador porque generalmente viene presentado como una crema en una cajita. Si tienes una ojera muy marcada es ideal para disimularla. Pero no es nada aconsejable utilizarlo en esa zona si tienes arrugas, porque se marcan mucho más. Su uso también es muy adecuado sobre imperfecciones profundas.

  • Barra: este tipo de corrector cubre prácticamente cualquier tipo de imperfección, aunque lo ideal es utilizarlo sobre manchas de la piel o para tapar granitos. Viene presentado como una barra de labios.  No es nada aconsejable utilizarlo sobre la ojera porque, a parte de que se difumina muy mal y no conseguimos integrarlo con nuestra propia piel, tiende a resecar la zona y, por tanto, correremos el riesgo de que nos salgan pliegues y cuarteen la piel.

  • Mousse: algunas marcas apuestan por los correctores en este formato. Son correctores con una gran cobertura que se convierten en polvo al contacto con la piel.

  • Correctores en polvo: estos son los ideales para utilizar por las pieles grasas porque, a pesar de que no tienen una excesiva cobertura, sí que presentan una excelente textura para, por ejemplo, tapar granitos.

Colores de correctores

Rueda de colores para correctores e imperfecciones
Elige un color y lo tapará justo el color del lado opuesto

   Hace un tiempo decidí comprarme una paleta de correctores. Como están tan de moda, y a mi me gusta mucho probar cosas nuevas (y, de paso, incrementar mi colección de maquillaje)… me animé a comprarla. Es algo que me parece realmente bonito pero estoy dándome cuenta de que hay colores de la paleta que ni he tocado porque yo no los necesito.

   Está claro que los correctores de tonos piel son los que siempre hemos utilizado para las ojeras, principalmente. Y el cometido principal de los correctores de colores es matizar las imperfecciones.

   Te hablo de los diferentes colores y para qué se utilizan:

  • Rosa: lo utilizamos para iluminar y dar calidez. Especialmente en pieles claras.

  • Verde: es ideal para tapar rojeces y pequeñas imperfecciones, tales como granitos, por ejemplo.

  • Blanco: básicamente, ilumina la zona donde lo aplicamos, además de resaltar de forma natural.

  • Melocotón: lo usamos para equilibrar la decoloración y combatir las ojeras marcadas.

  • Naranja: es el color que neutraliza los azules. Por tanto, camufla las ojeras o imperfecciones que den en esa tonalidad.

  • Marrón: principalmente aconsejable para utilizar en pieles medias/oscuras. También podemos utilizarlo como contorno.

  • Lavanda: neutraliza tonos amarillos.

  • Amarillo: al contrario que el tono lavanda, éste tono cubre colores violetas o morados. Por tanto, podemos tapar tanto ojeras amoratadas como hematomas.

    Aplicación del corrector

       Por último, comentarte que a la hora de aplicarnos este tipo de producto cosmético, tenemos que tener la piel perfectamente hidratada con un buen contorno aplicado previamente. Si no haces este paso, es muy probable que con el paso del tiempo se te cuarteé la zona porque la piel absorbe la hidratación que aportan estos productos.

   En cuanto a la forma de aplicarlos, lo mejor es darnos toquecitos en la zona con la yema del dedo anular para conseguir su integración en la piel. También podemos ayudarnos de una esponjita tipo blender, o, incluso, una brocha propia para aplicar este tipo de producto.

   Si buscas un corrector en tono piel, debes saber que es aconsejable comprar, como mucho, dos tonos más claros que nuestra base de maquillaje. Si lo eliges más claro que estos dos tonos, corres el riesgo de parecer un “osito panda” porque se notaría mucho el contraste de color de ambos productos.

   Hay mucha gente que utiliza polvos sueltos traslúcidos para fijar el corrector. Yo, personalmente, no soy partidaria de utilizarlos porque es fácil que se marque mucho más la zona e, incluso, se cuartee. Pero, ya sabes que cada piel y cada persona somos un mundo. Así que tú prueba, experimenta y quédate con lo mejor para ti. El caso es que luzcas guapísima con una piel radiante y siempre lisa y uniforme.

   Cuéntame, ¿utilizas correctores de colores?, ¿o ni siquiera usas corrector?, ¿qué tipo de corrector te gusta más?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *