Cómo cuidar la barba

Cómo cuidar la barba: Guía definitiva para PRINCIPIANTES

Un día te levantaste y decidiste que querías dejarte barba, ¿porque también la lleva tu mejor amigo, porque está de moda, porque crees que te favorece o, simplemente, porque te apetece un cambio?.

Sin embargo, ahora no termina de gustarte porque la encuentras un poco desaliñada. No te preocupes, hoy te traigo una guía muy sencilla donde aprenderás cómo cuidar la barba de una manera muy fácil, rápida y eficaz. Verás cómo enseguida la pondrás en práctica consiguiendo unos resultados dignos de un profesional.

Descubre cómo conseguir una barba envidiable!

¿Por qué tienes que cuidar tu barba?

Quizá ésta pregunta te parecerá absurda. Pero créeme cuando te digo que hay muchos chicos que piensan que dejando crecer el pelo y lavando la barba con el mismo champú de la cabeza es suficiente.

Cuidar la barba hará que te sientas especial

Y no es así, querido lector. Has de saber que tu barba tiene unas características que la hacen especial; y por eso necesita un poco de atención, diferente a tu pelo o tu cuerpo. Para empezar, está la piel de tu rostro; es muy sensible y no puedes olvidarte de ella cuando comiences a cuidar tu barba.

Sí, ya sé que está debajo y puede resultarte complicado cuidarla. Pero verás como muchos productos para la barba también se acuerdan de hidratar tu piel. ¿Sabías que si no cuidas tu barba, la piel de tu rostro puede deshidratarse y resecarse llegando, incluso, a descamarse?

Los pelos de la barba son más gruesos y rizados que los del resto de tu cuerpo. Además, la propia barba está protegida por unos aceites que ayudan a un correcto crecimiento, acompañado de fuerza y brillo.

Si no haces un cuidado de la barba adecuado, es probable que los pelos envejezcan y se dañen. 

Cómo cuidar la barba

Aquí te dejo 3 sencillos pasos para poner en práctica de manera muy sencilla y eficaz. Con poco esfuerzo conseguirás unos resultados excelentes en tu barba.

1. Lava tu barba

Aunque a ti te parezca que tu barba no se mancha, porque resulta que eres un chico muy cuidadoso, no te fíes; al final del día la barba, igual que tu ropa, tu pelo o tus manos, estará sucia. Se mancha porque puede quedar algún resto de comida entre los pelitos, o porque coge olores (tabaco, contaminación, etc.); incluso, si te la tocas mucho puedes llegar a ensuciarla.

Y da igual el tipo de barba que tengas; da lo mismo si es una barba corta o igual a la que lleva Santa Claus. Se mancha.

Lavar la barba es el primer paso para cuidarla bien

Por tanto, el primer paso es lavar tu barba con un champú específico. Sí, tiene que es un champú apropiado para barbas. Recuerda lo que comentábamos más arriba; tu barba está protegida de unos aceites naturales que la ayudan a crecer sana. El champú que compres para tu barba tiene que respetar esos aceites.

También juega un papel fundamental la frecuencia con la que lavas tu barba. Esto ya depende de ti, de tu tipo de piel, del tipo de barba que tengas, etc.

Dicen que lo ideal es lavar tu barba en profundidad unas tres veces por semana, y el resto de los días mojártela sólo con agua. Pero, como te digo más arriba, tú y sólo tú sabes cada cuánto tiempo debes asearla.

Cómo lavar la barba

Es algo realmente sencillo. Pero te dejo unas pautas para que no tengas ninguna duda. Claro que sabes cómo lavar tu barba; pero es importante que no olvides llegar hasta la piel de tu rostro. Recuerda que no puedes olvidarte de ella.

Si lo haces con el agua templada, más bien caliente, será mucho mejor para tu piel. Porque los poros se abrirán y penetrará mejor el jabón, limpiando así más profundamente. Aunque, cuando termines el aclarado (que tendrás que hacerlo con abundante agua para que no quede ningún resto de jabón entre los pelos) es bueno que le des al agua fría, ¿sabes por qué?, para que el pelo quede brillante y sanote; y también para que los poros de tu piel se cierren.

Secar adecuadamente la barba es otro de los pasos importantes a la hora de cuidarla

Secar tu barba es muy sencillo. Coge una toalla y deja que absorba toda la humedad. Puedes utilizar también un secador de pelo; eso sí, aprovecha para cepillarte suavemente la barba mientras estás secándola.

Algo importante que debes saber es que casi todos los jabones para barbas suelen ser astringentes. Eso quiere decir que cuando seques tu barba notarás que tiene el pelo reseco, áspero y hasta un poco “encogido”. Por eso, es fundamental que hidrates al máximo tu barba.

2. Hidrata tu barba

Este paso es el más importante de todos si quieres lucir una barba brillante, sana y bonita. Además de suavizar la barba y evitar que se abran las puntas del pelo (algo que haría que tuvieras que afeitarte del todo o, en el mejor de los casos, recortar el pelo considerablemente), también estás hidratando tu piel. Piensa que una piel muy seca o deshidratada ralentiza el crecimiento del pelo de tu barba.

Para hidratar existen tres tipos de productos. Está la cera, el aceite y el bálsamo. Aquí ya tienes que ser tú quien pruebe y decida qué textura te gusta más. Personalmente, recomiendo utilizar cualquier aceite esencial o vegetal; de hecho, puedes ver un artículo que escribí sobre aceites faciales para entender cómo funcionan en nuestra piel.

Pero si no te gusta el tacto de un aceite y prefieres un bálsamo o, incluso, una cera, también encuentras en el mercado cantidad de productos estupendos con estas texturas.

3. Peina tu barba

Quizá te preguntes por qué primero hidratar y luego peinar. Recuerda que tras lavar tu barba, ésta te quedará bastante áspera y reseca. Si en ese momento decides meter un peine, es fácil que algún pelo se rompa y te llevarás más de un tirón.

Por tanto, debes hidratar tu barba y luego peinarla. Eso sí, jamás peines la barba nada más salir de la ducha o recién apagado el secador cuando aún esté el pelo caliente. En ambos casos, tu pelo estará muy vulnerable y es fácil que se rompa.

Antes te hablaba de utilizar un aceite para hidratar tu barba; es el producto que mejor dejará el pelo. Así, peinarla será un verdadero placer para tus sentidos.

Cuida tu barba con un peine adecuado

Utiliza peines adecuados a tu tipo de barba. La distancia entre las púas juega un papel importante a la hora de decidir cuál te conviene más. También influye mucho el material con que están hechos. Si usas un peine de plástico es fácil que electrice tu barba y termines con algunos pelos dispersos.

En cuanto a la dirección en la que debes utilizar el peine, pásalo siempre de arriba hacia abajo y desde los laterales hacia el centro. Si deseas alisar un poco más tu barba sólo tienes que insistir un poco más a la hora de peinarla.

Cuéntame, ¿tienes algún truco infalible para cuidar tu barba?, ¿qué producto te gusta más para hidratarla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *