Piernas bronceadas

Autobronceadores, los protagonistas del verano

   Los autobronceadores se han convertido en algo muy fácil de encontrar, tanto en las tiendas de cosmética como en las grandes superficies. Están al lado de los protectores solares y podemos encontrarlos en muchos formatos y texturas. 

   ¿Te gustan los autobronceadores o prefieres tostarte al sol, en vuelta y vuelta cual lagarto? 

Qué son los Autobronceadores

   A estas alturas de la vida yo creo que nadie desconoce qué es un producto autobronceador y para qué sirve. Incluso, me atrevo a decir que cualquiera de nosotras hemos utilizado este producto alguna vez, porque podemos encontrarlos en casi todas las tiendas de cosmética y en un amplio abanico de precios. 

   De todas formas, te explico brevemente qué es un autobronceador

   Un autobronceador es un producto cosmético formado principalmente por dos sacáridos, la DHA (también conocida como glicerona o dihidroxiacetona) que se obtiene de forma natural de la caña de azúcar y la Eritrulosa, componente ampliamente utilizado en la industria cosmética. 

Cómo actúan los Autobronceadores

   Los componentes arriba descritos hacen una reacción química en la piel que provoca su pigmentación y, por tanto, el oscurecimiento con el tan deseado resultado bronceado.  La DHA reacciona con los aminoácidos de la piel formando pigmentos oscuros que proporcionan el bronceado. De esta manera, se forman unas partículas denominadas melaniodinas que son parecidas a la melanina, pero que no necesitan de los rayos UV para esta reacción química. 

   Es importante que sepas que los rayos ultravioleta traspasan las capas de la piel para producir la melanina (y, por tanto, el oscurecimiento de la piel), mientras que los autobronceadores solamente colorean las células de la piel; por eso, su efecto es pasajero. 

Efectos secundarios de los Autobronceadores

   Si no lo has usado nunca tienes que hacer una prueba en tu piel antes de utilizarlo. Aplica una pequeña cantidad en una zona no visible, y si no te produce ninguna reacción utilízalo en todo tu cuerpo. Pero has de tener cuidado porque puede producir dermatitis de contacto; por eso la prueba antes de utilizarlo por primera vez.  

   Por supuesto, debes evitar el contacto con los ojos, boca y mucosas

   Al utilizar estos productos cosméticos, los autobronceadores, y no todos, la verdad,  pueden provocar sequedad en la piel. Es importante que mantengas tu piel muy hidratada. 

   Ten cuidado, los autobronceadores no protegen la piel del sol, no son protectores solares. No olvides protegerte todos los días!! 

   Respecto a su duración, has de saber que los autobronceadores se pierden conforme vayas renovando las células de tu piel. Por tanto, el tiempo de renovación de tus células es el que marcará la necesidad de reaplicar producto para no perder el efecto de piel morena. 

   Como dato curioso, te cuento que nuestra piel se regenera totalmente en un plazo de 35 a 40 días. Si no has eliminado antes el producto autobronceador, éste se eliminará definitivamente de tu cuerpo en ese período de tiempo. 

Tipos de Autobronceadores

   Tengo que reconocer que yo no soy una fanática de estos productos cosméticos. Y todo porque guardo un recuerdo un tanto desagradable de ellos. Te cuento la anécdota: hace años, cuando estos productos empezaron a ponerse de moda, recuerdo que compré un producto autobronceador para el cuerpo y otro para la cara. Ambos eran de alta gama. El día que estrené el producto corporal en mis piernas no recuerdo haber pasado más vergüenza en mi vida. No quiero echarle la culpa a la crema; probablemente fue culpa mía al no aplicarme correctamente el autobronceador. El caso es que recuerdo que se me pusieron las piernas de listas; sí, sí, parecía que tenía mi piel a rayas. Empezó a irse el producto y me dejó con esa guisa… ufff, se me hizo eterno el día hasta que llegué a casa. 

   Han pasado bastantes años de esta anécdota; y los productos autobronceadores han evolucionado considerablemente. Yo ahora utilizo dos, los de la foto de más abajo. Como ves, son productos asequibles y me dan el resultado que yo quiero. 

Mis autobronceadores
Mis autobronceadores

Pero volviendo a los tipos de autobronceadores que existen, te detallo: 

  1. Cremas autobronceadoras graduales: personalmente, son las que más me gustan. Son totalmente incoloras, funcionan como una hidratante corporal. A base de aplicártelas con el paso de los días ves como la piel va cogiendo color. 

Son cremas que tienen bajo contenido en DHA y por eso necesitan de varias aplicaciones para conseguir efecto bronceado. 

  1. Autobronceadores: son las clásicas cremas que nos aplicamos cada 3 a 5 días para conseguir un efecto bronceado inmediato.  

  2. Prolongadores del bronceado: no dejan de ser cremas autobronceadoras graduales, ya que tienen una ligera cantidad de DHA y eso nos ayuda a no perder el bronceado que conseguimos con el sol. 

En cuanto a las texturas que podemos encontrar en el mercado, hay para todos los gustos: spray, espuma, crema, gel, stick, aceite o toallitas. Según el formato que te guste, mira bien los ingredientes ya que las texturas que llevan alcohol te resecarán más la piel y deberás estar atenta a hidratarla con más intensidad. 

Aplicación y Resultados de los Autobronceadores

   Si lo aplicas correctamente no te pasará como me pasó a mi en aquella ocasión que te he contado más arriba. La mejor forma de aplicar el autobronceador (claro, ten en cuenta de qué tipo vas a utilizar. Yo, personalmente, utilizo una hidratante corporal con efecto bronceador, por lo que me la aplico como una hidratante cualquiera, cuando salgo de la ducha y me he secado), el clásico, el que tiene color chocolate cuando lo extiendes sobre tu piel, es haciendo una buena exfoliación previa en tu piel, hidratándola y extendiéndolo bien por toda la superficie. 

   Debes dejar que se seque del todo, porque si no te manchará la ropa y se formarán rayas en tu piel 😉 

   Como consejo final, no confundas los autobronceadores con los aceleradores del bronceado. Ya que, éstos últimos contienen un aminoácido, la tirosina, que estimula la formación de melanina y, por tanto, acelera el bronceado en contacto con el sol. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *